¿Cómo abordar la sexualidad virtual en adolecentes?

Ahondar en el tema de la sexualidad virtual requiere de en primer lugar, de hablar de la sexualidad de los niños, la cual va apareciendo conformen crecen. El desarrollo sexual es normal y trae consigo curiosidad y ganas de experimentar; tanto los cambios hormonales como los del cuerpo se asocian a buscar sentir placer.

Partiendo de ese hecho, innegablemente algo que asusta a los padres es el gran acceso a información con contenidos sexuales en internet, lo más recomendable es que exista una comunicación clara entre ellos y sus hijos, no para negar su existencia sino para advertirles a lo que se enfrentan y los riesgos a los que pueden someterse.

El inminente peligro a los que se exponen los menores en la red, es que hay personas al pendiente de que los  mismos entren a una página, para enviarles solicitudes de amistad a través de las muchas redes sociales disponibles. Por lo que es imperioso hacer hincapié en evolucionar el concepto de no hablar con extraños para aplicarlo en los tiempos modernos.

Cualquiera que esté a cargo del bienestar de los menores (padres, tutores, maestros) tienen el deber de hablarles sin satanizar ni el uso de internet, ni la sexualidad; crear miedo no es la manera, el enfoque tiene que ser en exponerles con claridad los riesgo mediante las situaciones reales a los cuales pueden verse expuestos.

Dentro de la sexualidad virtual aparece un fenómeno que cada vez cobra mayor fuerza en los colegios. El sexting consiste en mandarse mensajes y fotos con contenido sexual, de ahí la importancia de adicionar a los temas mencionados las advertencias pertinentes sobre los peligros que surgen con este tipo de herramientas. Al enviar fotos al desnudo, tienen que tener la certeza de que se están exponiendo a la posibilidad de que el contenido pueda divulgarse de forma pública.

¿Qué medidas tomar?

De acuerdo con especialistas, es imperioso no perder el diálogo entre padres e hijos, ya que este nexo familiar está siendo sustituido por situaciones diversas. Los niños de hoy, se encuentran más conectados con el televisor, la computadora, los videojuegos, en lugar de estar conversando con sus padres quienes tienen la labor de ver cómo se sienten sus hijos, para saber cómo estuvo su día. Es lamentable que gran cantidad de padres todavía desconozcan el funcionamiento del mundo virtual, lo cual es necesario para que sea posible hablar con sus hijos del tema y advertirles de ciertos peligros.

Esta era amerita romper el mito de pensar que si los niños o adolescentes están detrás de una pantalla o de un teléfono, nada les puede suceder, ya que la realidad es que sí pasan cosas, y muy graves. Prevenir el acoso y abuso sexual requiere de hablarles claramente, haciendo énfasis en lo que se les ha inculcado desde pequeños: el cuerpo es propio y nadie puede verlo ni tocarlo si no se desea. De igual manera tocar el tema de la sexualidad, sin tabú para que logren verlo como algo normal.

Deja un comentario